Vichyssoise antiinflamatoria

Vichyssoise Antiinflamatoria

Estamos en pleno mes de Julio y aquí en Barcelona tenemos el esperado verano, con días soleados y calurosos, aunque este año no está siendo de los fuertemente cálidos, al menos por el momento…

Y lo que apetece es comida fresca y ligera!

Así que en este artículo os queremos proponer una receta fresca y sabrosa para refrescarnos en estos días de verano: una Vichyssoise en nuestra versión antiinflamatoria, sin lácteos.

¿Sabías qué? La Vichyssoise fue una creación de un joven francés llamado Louis Diat a quién, a principios del siglo XX, contrataron como Chef del Ritz-Carlton en Nueva York. En aquellos años todavía no se había inventado el aire acondicionado, así que en verano los grandes Hoteles habilitaban sus Terrazas en la parte de arriba de los edificios para que sus clientes estuvieran más frescos, a la sombra, claro. El joven Chef tuvo que pensar en recetas que pudieran refrescar a sus clientes, y se acordó de una receta de sopa de puerros que hacia su madre riquísima, a la que él y su hermano le añadían un poco de leche fría. Él además le añadió nata y un poco de cebollino para decorar. Y así fue como nació la Crème Vichyssoise Glacée.

Ingredientes (de nuestra versión)

  • 1 cucharada de Ghee
  • 8 puerros (solo la parte blanca)
  • 2 patatas pequeñas de alta montaña
  • 1 cebolla
  • 100 gr de almendras
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de sal del Himalaya
  • AOVE

Preparación:

Primero tostamos suavemente las almendras y las reservamos.
A continuación rehogamos la cebolla mientras cortamos el puerro (utilizaremos solamente la parte blanca)
Añadimos el ghee y el puerro a la cebolla, seguimos rehogando a fuego medio, removiendo y vigilando que no se ponga marrón porque queremos que quede blanca!
Pelamos y cortamos las patatas y las añadimos. Rehogamos 2 minutos y añadimos caldo casero hasta cubrir las verduras.
Cuando esté bien cocido (25-30 minutos) añadimos la crema de almendra y la nuez moscada, mezclamos bien y apagamos el fuego.

Una vez se haya enfriado la trituramos en la batidora hasta conseguir una textura bien fina. La guardamos en la nevera para consumir idealmente al día siguiente.

Voilá! Ya tienes una fantástica receta fresca y deliciosa y con versión antiinflamatoria para disfrutar este verano!

Aprovechamos para desearte unas felices vacaciones de verano, que puedas descansar, cuidarte y disfrutar de tu familia y amigos!

Adiós, Dolores!

Deja un comentario