Respira para aliviar el dolor

Respira para aliviar el dolor

Puedes vivir dos meses sin comer y dos semanas sin agua, pero sin aire solo puedes vivir unos minutos”

Hung Yi-hsiang, maestro de Chi-kung

El aire contiene elementos esenciales que, como mínimo, son tan importantes como los derivados de los alimentos y el agua como fuente de nutrición para la vida, y una respiración adecuada es muy importante para una buena salud

Todos hemos escuchado alguna vez: “respira profundo 10 veces antes de continuar…”, sobretodo cuando nos hemos enfadado mucho y nos pedían que nos calmáramos. Y es que la respiración profunda tiene ese poder, la capacidad de calmar nuestro sistema nervioso.

La respiración es el puente que conecta el cuerpo con la mente. Al ser la única función autónoma que  la mente puede controlar de forma consciente, se puede utilizar como herramienta para sintonizar y restaurar nuestro sistema nervioso, equilibrando los demás sistemas del organismo.

Sin embargo, son pocas las personas que se preocupen conscientemente de tener una buena respiración. Además, el estrés, los nervios, las prisas y las preocupaciones nos llevan a tener una respiración superficial con una baja oxigenación de los tejidos.

Si a eso añadimos que casi todo el aire del mundo está tan desnaturalizado y contaminado como los alimentos y el agua, resulta evidente que hoy en día, la suma de todos estos factores hace que la mayoría de las personas no reciban aire de buena calidad en cantidad suficiente.

¿Sabías que con unos ejercicios sencillos de respiraciones profundas puedes hacerle mucho bien a tu cuerpo (y mente)?

Quince minutos de una respiración lenta y profunda tienen múltiples beneficios para nuestra salud:

  • Impulsan de inmediato la circulación sanguínea
  • Reducen la presión arterial
  • Alcalinizan y oxigenan el torrente sanguíneo
  • Estimulan las secreciones glandulares (sistema neuro-endocrino)
  • Mejoran las funciones digestivas
  • Activan la respuesta de desintoxicación
  • Activan la respuesta inmunitaria
  • Calman la mente y reducen los niveles de estrés

El diafragma es el músculo principal de la respiración. Tiene forma de cúpula y está ubicado justo debajo de los pulmones, encima del hígado, el estómago y los demás órganos digestivos. Como todos los músculos, el diafragma también puede estar tenso. Esto se debe principalmente a un ritmo de vida estresante, conflictos emocionales no resueltos, ansiedad, etc. 

Diafragma

Como la respiración funciona automáticamente no nos damos cuenta de cómo está nuestro diafragma, incluso muchas personas ni conocen de su existencia…Sin embargo, si tomamos consciencia del mismo, observamos su longitud de movimiento y lo entrenamos con ejercicios muy sencillos, vamos a generar multitud de beneficios para nuestro organismo tal y como hemos visto más arriba.

¿Cómo podemos saber si nuestro diafragma está tenso? 

Si observamos a un bebé cuando duerme podemos ver cómo su barriguita se hincha al inspirar y se deshincha al exhalar. Si nuestro diafragma está relajado y nos tumbamos boca arriba, al hacer inspiraciones profundas sin abrir las costillas, deberíamos ver el mismo movimiento que en el bebé (con menor amplitud). Si no lo vemos e incluso nos cuesta hacer una inspiración profunda sin que las costillas participen: tenemos nuestro diafragma TENSO.

En Oriente hace miles de años que utilizan técnicas de respiración en sus terapias de movimiento. En el Chi kun, el Tai Chi, el Yoga…etc. la respiración forma parte de la técnica del ejercicio y le dan la importancia que realmente tiene para restaurar el estado óptimo de salud.

Estudios realizados en China y en la India demostraron lo siguiente:

  • Por cada milímetro adicional que gana el diafragma en la inspiración, la capacidad pulmonar aumenta de volumen entre 250 y 300 mililitros. Demostraron que al cabo de seis meses de practicar esa respiración, la flexión media del diafragma se incrementa 4 milímetros, con lo cual la capacidad pulmonar llega a umentar de 1.000 a 1.200 ml por respiración.
  • Otro importante estudio sobre la respiración realizado en China demostró que se producía un importante aumento en la cantidad de hematíes (glóbulos rojos de las células sanguíneas) al cabo de apenas 30 minutos de hacer ejercicios regulados de respiración profunda. De ese modo se incrementa considerablemente la capacidad de la sangre de guardar y transportar oxígeno a todas las células del organismo.
  • Todas las funciones digestivas mejoran de inmediato tras una sesión de ejercicios de respiración profunda, que estimulan la secreción de bilis, pepsina y otros jugos gástricos en el hígado, el estómago y el páncreas, y aumenta las contracciones peristálticas (contracciones del músculo liso de las vísceras digestivas para el movimiento intestinal) en todo el tracto digestivo.
  • La respiración diafragmática profunda activa las respuestas innatas depurativas y curativas del cuerpo, al poner el sistema nervioso en la rama parasimpática restauradora.

En occidente, en el campo de la investigación y el dolor crónico, en los últimos años, los científicos han utilizado la Terapia de oxígeno hiperbárico (TOHB) como posible tratamiento para dolores crónicos. Esta terapia consiste en proporcionar oxígeno al 100% a una presión superior a la del nivel del mar. Se ha demostrado que TOHB reduce el dolor utilizando modelos animales. La investigación clínica preliminar indica que el TOHB también puede ser útil para modular el dolor humano; sin embargo, se necesitan más estudios para determinar si el TOHB es una modalidad de tratamiento segura y eficaz para las condiciones de dolor crónico.

En un estudio sobre el tratamiento a largo plazo de la Fibromialgia también se vio que la TOHB exhibe un efecto antiinflamatorio significativo al reducir la producción de células gliales y mediadores inflamatorios, lo que resulta en un alivio del dolor en diferentes condiciones de dolor crónico. El TOHB también puede influir en la neuroplasticidad y afecta los mecanismos mitocondriales que producen cambios funcionales en el cerebro. Además de eso, el TOHB estimula la síntesis de óxido nítrico (NO) que ayuda a aliviar la hiperalgesia (exceso de sensibilidad al dolor) y la liberación de opioides endógenos dependiente de NO, que parecía ser el principal mecanismo de antinocicepción (eliminación de la sensibilidad al dolor)  del TOHB.

Es curioso comparar las investigaciones científicas de oriente con las de occidente. Mientras en Oriente observan y estudian los beneficios de las técnicas de respiración que pueden ser aplicadas por uno mismo, en occidente buscan técnicas instrumentalizadas con aparatos tecnológicos para probar, al final, los mismos resultados: El incremento de oxígeno mejora todas las funciones orgánicas así como los parámetros inflamatorios se reducen, aliviando de esta manera el dolor crónico.

Desde Byebyepain, a las personas que sufrís dolor crónico, os animamos a trabajar con vuestra respiración para obtener todos los beneficios que os hemos mencionado en este artículo. 

Si no sabéis como hacerlo, a continuación os proponemos una rutina que preparamos para relajar el diafragma i mejorar su amplitud de movimiento:

Esperamos que este artículo os haya gustado y que probéis esta herramienta tan poderosa y a la vez tan olvidada: la Respiración profunda.

Referencias artículos y bibliografía:

10.1016 / j.biopha.2018.10.157: Oxígeno hiperbárico y ejercicio aeróbico en el tratamiento a largo plazo de la fibromialgia: una revisión narrativa

10.1111 / papr.12312: Terapia de oxígeno hiperbárico: ¿un nuevo tratamiento para el dolor crónico?

El Tao de la vida sana. Daniel Reid.

Deja un comentario